Consulte el PDF

El Reglamento (UE) 679/2016 (Reglamento General de Protección de Datos), se aprobó el 25 de mayo de 2016, pero no resultó obligatorio hasta el 25 de mayo de 2018, es por esa razón que las oficinas de farmacia tenían la obligación de tener un sistema de implantación a esta normativa comunitaria.

 

En ESCURA CONSULTING, a través de nuestros profesionales, cuidamos de nuestros clientes y ofrecemos un servicio integral de protección de datos. Este servicio consiste en realizar una visita presencial para realizar un análisis y conocer el funcionamiento de la oficina de farmacia.

 

Una vez hemos realizado la visita, se explican y se realizan los siguientes documentos para que la oficina de farmacia cumpla con la normativa de protección:

 

  • Normativa Interna de Protección de Datos: normativa donde se adoptan todas las medidas técnicas y organizativas que establece El Reglamento (UE) 679/2016 (Reglamento General de Protección de Datos) así y como el análisis de riesgos, evaluación de impacto, protocolo de brechas de seguridad y registro de actividades.

 

  • Contratos de encargados del tratamiento: se hace un pequeño inventario de quienes son las terceras empresas de las cuales la oficina de farmacia cede sus datos y se realizan los correspondientes contratos de confidencialidad en materia de protección de datos.

 

  • Manual del empleado: consiste en un documento que se le entrega al trabajador para que sea conocedor de las buenas prácticas en materia de protección de datos de la oficina de farmacia.

 

  • En caso de que la oficina de farmacia disponga de página web, realizamos los textos legales: aviso legal, política de privacidad y la política de cookies así y como también las condiciones generales de contratación (si cabe).

 

  • Documentación complementaria: como es la adaptación de formularios de recogidas de datos para obtener el consentimiento expreso tanto paran el tratamiento de datos como para utilizar datos de clientes para la realización de publicidad sobre productos y servicios.

 

  • Videovigilancia: si la oficina de farmacia dispone de un sistema de cámaras de videovigilancia, se analiza el cartel y si es el caso, actualizarlo así y como informar a los trabajadores de la oficina de farmacia.

 

Es importante destacar que las oficinas de farmacia al tratar datos especialmente protegidos, es decir, datos de salud, requiere de unas medidas más fuertes para proteger esos datos y son objeto de constantes inspecciones en materia de protección de datos.  De hecho, han aumentado las inspecciones éste último año y han impuesto sanciones por no tener un buen protocolo de protección de datos o por no ser proactivo en la materia, es decir, con la implantación no basta y hay que ir realizando actualizaciones para proteger constantemente los datos personales.